Seguridad y Educación Vial: el camino hacia un 2030 seguro y sostenible

CIPSEVI 2019 dejó el reto de un 2030 con un transporte seguro, asequible, sostenible e inclusivo

Un 2030 con un transporte seguro, asequible, sostenible e inclusivo. Ese es el reto que deja el II Congreso Internacional de Profesionales para la Seguridad y Educación Vial (CIPSEVI; Madrid, 8 y 9 de octubre), una cita que contó con más de una veintena de representantes de todo el mundo con el objetivo de visibilizar el trabajo y estrechar la colaboración ante este desafío.

“La Seguridad Vial y los ODS van de la mano”, aseguró el Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares. Durante su intervención, exlicó que el cumplimiento de la hoja ruta marcada para el 2030 favorece la construcción de ciudades más acogedoras e inclusivas.En esta línea, destacó que desde la FEMP se trabaja la educación y la seguridad vial como lo que son: “un tema de Estado”.

La segunda edición del CIPSEVI reivindicó que la seguridad vial es imprescindible para no dejar a nadie atrás. Esa máxima de la Agenda 2030, en la que enfatizó el coordinador de esta cita y Presidente de AIPSEV, Rafael Ruiz Estepa, se traduce en materia vial en la prevención de accidentes de tráficos o la labor de la Educación en la Seguridad Vial.  “Esta cita se celebra en un momento clave”, coincidió Álvaro Gómez Méndez, Director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial.

Enfrentar este gran desafío requiere tolerancia, autocontrol y empatía, así lo aseveró Nuria Manzano, Directora del Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa. Porque para que sea posible educar para salvar vidas, “hay que creer”.

Desde la FEMP, Joaquín Corcobado, acercó al CIPSEVI la labor del programa Agente Tutor. Un servicio especializado en la promoción del respeto a los derechos de la infancia, que se desarrolla en colaboración con otros servicios municipales. En su ponencia, enfatizó el papel preventivo de la Policía Local tratando temas como la Seguridad Vial, la drogodependencia o el acoso escolar.

Entrevista con Bartolomé Vargas

Bartolomé Vargas, Fiscal Coordinador de Seguridad Vial

“La Educación Vial triunfará cuando el ciudadano entienda que una multa salva vidas”

Bartolomé Vargas lleva desde 1976 en la carrera fiscal. El hoy Fiscal Coordinador de Seguridad Vial llegó al Encuentro Internacional de Profesionales para la Seguridad y Educación Vial para confesarse “un creyente de la Educación como motor de transformación”. En materia vial no dudó en aseverar que es hora de sensibilizar con las víctimas y su dolor como protagonistas. Una estrategia educativa que triunfará cuando la ciudadanía sepa “que una multa es digna de agradecimiento pues es un aviso que puede evitar la temida llamada que alerta de que la carretera se ha cobrado otra vida”.

Lograr una educación que prevenga los accidentes de tráfico, aseguró Vargas a Carta Local, requiere “sin duda” el compromiso de las Entidades Locales. Y es que “la labor de educación y concienciación en seguridad vial que desarrollan las Policías Locales, por ejemplo, es una tarea muy relevante que conciencia en respeto, valores, tolerancia y en cómo comportarse en lo público, en lo de todos”, apuntó. El papel de lo local no acaba en la prevención. Vargas recordó que son los policías locales los que salvan vida gracias a su cercanía, a esos “minutos de oro tras el accidente” y también quienes hacen “la temida llamada, quienes gestionan con la mayor sensibilidad un proceso de temor y angustia junto a los familiares de las víctimas mortales”.

Desde lo local también se vive la transformación constante de las ciudades. Un cambio, que, en palabras de Bartolomé Vargas, “es bueno porque enriquece la ciudad, ofrece oportunidades de movilidad no contaminante”; pero que “debe regularse de acuerdo con las normas que son para ciclistas, patinadores, conductores, para todos”. Y es que, afirmó, “sin respeto a la norma no hay convivencia”. En este proceso, también quiso recordar que la educación es el motor para alcanzar a otro de los protagonistas de este Encuentro, el Objetivo 2030.

“La educación juega un papel en todo, en la hoja de ruta hacia 2030, por supuesto. Pero debemos tener claro que la educación no tiene plazos o límites. Sin educación no hay nada, con ella estructuramos toda la sociedad”, enfatizó Bartolomé Vargas. A la par, no dudó en recordar que cada víctima cuenta, preocupa y ocupa al ser preguntado por la mayor siniestralidad que viven los territorios de la llamada España Vaciada. En esta línea, destacó que “se da el mismo valor a cada víctima y que desde el Ministerio Fiscal no se olvida a ninguna, en absoluto, y se trabaja con ahínco por los más vulnerables, los más olvidados, por ellos trabajamos con toda convicción”.

Carta Local 328 está a un clic: https://bit.ly/36Bp33Q