Red de Municipios de Acogida de Refugiados de la FEMP

Foto UN

Coincidiendo con la Cumbre de la ONU, la FEMP ya está preparada para la acogida de refugiados

Cuando los responsables de Gobiernos de todo el mundo abordan en el seno de Naciones Unidas la urgente y compleja cuestión de la acogida de refugiados, los Gobiernos Locales españoles quieren recordar al mundo que son solidarios y que están preparados para recibir a los refugiados.Foto: NacionesUnidas

Por eso, a iniciativa de la FEMP, han creado y puesto en marcha una Red de municipios que facilita el proceso de recepción y que ayuda a la integración de los desplazados en los respectivos lugares de acogida. Esta iniciativa pretender actuar como “aldabonazo” a las autoridades nacionales y europeas para contribuir al desbloqueo de una situación de los cientos de miles de personas en busca de asilo que huyen de la guerra y el terror.

La Red de Municipios de Acogida de Refugiados recoge el sentir de muchos Alcaldes y Alcaldesas que se sienten comprometidos y responsables, como representantes de las instituciones más cercanas al ciudadano y sus problemas, ante el inmenso reto humanitario al que se enfrentan actualmente las sociedades más avanzadas.

“Queremos que en esta Red estén todos los Ayuntamientos, grandes y pequeños, dispuestos a acoger”, explicó recientemente el Presidente de la FEMP, Abel Caballero, porque “queremos decir al Gobierno de España y a Europa que las Entidades Locales somos los garantes de la acogida de refugiados”.

El máximo responsable de la Federación que representa a los municipios españoles ha declarado que no se puede seguir tolerando “la indecencia de Europa en la falta de acogida de refugiados” y que por eso, quieren dejar claro que los Ayuntamientos sí están preparados y quieren acogerlos y que es Europa y sus gobiernos los que no lo hacen.

El Alcalde de Vigo anunció que ya está en marcha la elaboración de un protocolo común para todos los Ayuntamientos que se adhieran y que la FEMP iniciará una ronda de contactos con los responsables políticos de las instituciones y organismos concernidos en busca de la financiación oportuna que garantice el mantenimiento de la Red. Asimismo, los Ayuntamientos aportarán pondrán a disposición de la Red los recursos y capacidades de que dispongan.

Voluntad solidaria

Los Alcaldes y Alcaldesas españoles responden de esta forma a la voluntad solidaria expresada por la ciudadanía, que se fundamenta en los valores que inspiran la defensa de los Derechos Humanos, y quieren que la Red de Municipios de Acogida de Refugiados sea el mejor y más eficaz instrumento para que el Gobierno de España cumpla con el derecho internacional y con los compromisos europeos.

La FEMP se fija como objetivo no sólo atender los actuales compromisos del Gobierno, sino crear las mejores condiciones que permitan aumentar la llegada del número de personas necesitadas de asilo.

Se trata de que los Ayuntamientos adheridos, con el apoyo de la FEMP, faciliten a los recién llegados una vida digna, más allá de la primera emergencia de acogida, y trabajarán para garantizar su incorporación e integración en nuestras ciudades y pueblos atendiendo a las necesidades vitales, individuales y familiares de los refugiados.

Contexto europeo

La FEMP apoya su iniciativa en el manifiesto aprobado en abril en Nicosia por el Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE), en el que se pide el establecimiento de un dispositivo “justo, equilibrado y permanente” de distribución de los refugiados en todos los países de la UE, garantizando su paso seguro desde los “puntos calientes” a los países vecinos de la Unión.

Esta resolución del CMRE, impulsada por la FEMP, sienta las bases de unos compromisos comunes y un marco de colaboración estable entre los Gobiernos Locales de los países miembros para buscar soluciones urgentes, y propiciar medidas duraderas que permitan abordar la dramática situación de miles de personas a las puertas de Europa.

Coordinación

La Red desarrolla su labor en coordinación con el Gobierno de España, las Comunidades Autónomas y las entidades del Tercer Sector especializadas en la acogida e integración de las personas refugiadas.

Respecto a la coordinación con las entidades del Tercer Sector, ya existen convenios de colaboración con cada una de las entidades especializadas: CEAR, ACCEM y Cruz Roja. Existe igualmente una relación de colaboración con ACNUR y con Amnistía Internacional con el fin fomentar un enfoque basado en derechos en el conjunto de las actividades de la Red.

Líneas de actuación

La intención de esta Red es trabajar cubriendo cinco campos de actuación. El primero de ellos, el de la información. Se trata de mantener informadas a las Entidades Locales sobre la crisis de los refugiados y, en particular, sobre las iniciativas emprendidas por la Unión Europea y el Gobierno de España que pudieran tener incidencia en el ámbito local. Una tarea que se realiza mediante los canales habituales de información de la FEMP.

Foto: Naciones Unidas

En segundo lugar, fomentar una respuesta positiva del ámbito local ante la previsible llegada a nuestro país de flujos significativos de personas refugiadas y propiciar el conocimiento sobre la figura de los solicitantes y beneficiarios de protección internacional. Para ello, está previsto organizar jornadas y campañas desarrolladas de forma conjunta con las organizaciones del Tercer Sector especializadas en la acogida e integración de personas refugiadas.

Dentro de este mismo campo de actuación, la Red impulsará modelos de convivencia integradores, con el ánimo de señalar el valor positivo que las personas refugiadas van a aportar a las comunidades, por medio de actuaciones específicas en las propias Entidades Locales y la creación de equipos transversales que analicen cada situación y pongan en marcha medidas concretas que favorezcan la acogida e integración de las personas refugiadas.

Con esa misma finalidad de lograr una respuesta positiva en cada territorio y municipio, se plantearán acciones formativas dirigidas a funcionarios y empleados públicos de las Entidades Locales, sobre cuestiones como el empadronamiento –para facilitar la puerta de entrada-; los servicios básicos (programas de intervención social); los procesos de escolarización o la formación ocupacional.

Inventario de recursos locales

Entre las primeras tareas de esta Red figura también la creación de un inventario de recursos locales, partiendo de la información que proporcionen los Gobiernos Locales.

Las Entidades Locales tienen a su disposición, en la web de la FEMP, un cuestionario con los formularios habitacionales y no habitacionales elaborados por la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración (Ministerio de Empleo y Seguridad Social). Las propuestas de los municipios de acogida serán recopiladas en un inventario de los recursos que desean poner a disposición de los procesos de acogida e integración. 

Estas propuestas serán incorporadas en la Red SARA (Sistema de Aplicaciones y Redes para las Administraciones) de las fichas de recursos (habitacionales y no habitacionales) de las Entidades Locales.

 


 

Objetivos de la Red de Municipios de Acogida de Refugiados

-Elaborar un Protocolo de Acogida de Refugiados en coordinación con las instituciones y las entidades colaboradoras.

-Propiciar el intercambio de información y experiencias con el fin de fortalecer los procesos de acogida e integración de las personas refugiadas en los municipios españoles.

-Mejorar el acceso de las personas refugiadas al catálogo básico de servicios sociales de las Entidades Locales, contemplando las necesidades específicas de estos colectivos.

-Poner en marcha acciones formativas dirigidas a funcionarios y empleados públicos de las Entidades Locales relativas, entre otras, a las siguientes cuestiones:

    Empadronamiento: con el fin de facilitar la puerta de entrada.

    Servicios básicos: programas de intervención social.

    Procesos de escolarización.

    Formación ocupacional

-Generar espacios de participación de todos los actores sociales destinados a intercambiar experiencias y promover acciones conjuntas dirigidas a favorecer la inclusión social, prevenir situaciones de riesgo y promover la convivencia ciudadana en el entorno local.

-Converger esfuerzos de prevención, asistencia y sensibilización, especialmente en lo que se refiere a la proximidad a los ciudadanos, acercando las respuestas y ofreciendo un enfoque comunitario.

-Diseñar estrategias conjuntas que den cauce a iniciativas de empoderamiento y mejora de la autoestima de las personas.

-Estimular la participación ciudadana, especialmente a través del voluntariado.