Los Gobiernos Locales apuestan por participar en la lucha contra la radicalización violenta

El Secretario General de la FEMP, a la derecha, con el Consejero de la Embajada de Canadá y el Director del Centro de Montreal.

La FEMP y Canadá comparten experiencias sobre prevención de radicalización violenta

Madrid, 9 de octubre de 2018.- Los Gobiernos Locales se sienten partícipes activos en las políticas de Estado sobre seguridad y reclaman su espacio de participación y decisión en los ámbitos dónde se definan y desarrollen estas políticas, en concreto en la lucha contra la radicalización violenta.

Así se ha expresado el Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares, en la apertura de una Mesa de Trabajo sobre la prevención de la radicalización violenta, organizada por la Fundación Canadá de la Embajada de Canadá en España, la FEMP y la Fundación Pluralismo y Convivencia.

En su intervención, ha señalado que la contra la radicalización violenta en nuestra sociedad es una prioridad de la FEMP y de los municipios y ciudades que representa y ha reivindicado la capacidad de liderazgo de los Ayuntamientos para dotar de estabilidad y eficacia a las medidas que se adopten en este ámbito.

Casares también destacó que “es responsabilidad de todas las Administraciones Públicas, de las Entidades Locales, de las Comunidades Autónomas y del Gobierno de España, fortalecer los mecanismos de coordinación para avanzar en la construcción de una sociedad más justa, más segura y más igualitaria”.

“Los municipalistas entendemos el papel que tienen que desempeñar los Ayuntamientos en el debate político social” –comentó-, desde el convencimiento de que son “unos de los pilares básicos del Estado”. En este sentido, recordó el compromiso de los Gobiernos Locales de “ir de la mano” con las Comunidades Autónomas y el Gobierno de España para “dar la mejor respuesta posible a la problemática de la seguridad”.

El acto, celebrado en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias, ha sido inaugurado, además de por el Secretario General de la FEMP, por el Consejero de la Embajada de Canadá, Mark Richardson, quien destacó la importancia de reforzar el marco de colaboración entre España y Canadá en materia de seguridad, en especial con los Ayuntamientos, en una cuestión como la radicalización violenta, a la que calificó como uno de los “grandes desafíos” de nuestra sociedad.

 

La experiencia de Canadá

En el transcurso de la jornada fue presentado el Centro de Prevención de la Radicalización que conduce a la Violencia de Montreal, una institución independiente creada en 2015 y al que acuden de forma directa las personas o familiares que se mueven en entornos sociales amenazados por el fenómeno de la radicalización.

Según explicó su director, Herman Deparice-Okomba, la prevención representa la actividad más importante de este centro -el 70% de sus actividades-, junto con la investigación del fenómeno de la radicalización, con la que tratan de “entender” por qué los jóvenes llegan a este comportamiento. En Canadá, el 80% de los recursos van a la prevención y sólo en 20% a la represión, invirtiendo la tendencia general de la mayoría de países occidentales.

Respecto al fenómeno de la radicalización, Deparice-Okomba apuntó que “no hay otra fórmula” mejor que la educación para conseguir que la persona en situación de riesgo “recupere el espíritu crítico”. El centro de Montreal dirige buena parte de sus actividades de debate con estos jóvenes, no para que cambien sus valores políticos o religiosos, sino para sean capaces de cuestionarlos.

Del mismo modo, el modelo canadiense apuesta por la reinserción, al tiempo que cree más en el “enfoque social” que en el clínico (psicológico) de las terapias de tratamiento de las personas afectadas.

El encuentro que se celebra en la FEMP sirve también para que los representantes canadienses conozcan las experiencias que se llevan a cabo en España en esta materia a nivel municipal, siguiendo el documento marco aprobado por la FEMP y que, a su vez, se enmarca en el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta, que pilota el Ministerio del Interior.

En la jornada de trabajo se ha tratado sobre la prevención de la radicalización violenta desde la perspectiva española y europea, con intervenciones de representantes y expertos de la Fundación Pluralismo y Convivencia, el Real Instituto Elcano, el Ayuntamiento de Fuenlabrada, el Consejo de Europa y de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, entre otros.