Las Diputaciones piden liberar sus remanentes para invertir en sus territorios

La Comisión de Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares de la FEMP pide en Castellón tasa de reposición superior al 100%

Castellón, 25 de octubre de 2017.- El Presidente de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la FEMP, Francisco Reyes, Presidente de la Corporación Provincial de Jaén, ha pedido al Ejecutivo que se permita a estas Administraciones “liberar” sus 20.000 millones de euros de ahorro para invertirlos en sus territorios. En la reunión que la Comisión ha celebrado esta mañana en Castellón, Reyes ha insistido en que ha sido el buen trabajo de gestión económica el que ha permitido alcanzar este remanente y ha calificado de injusto “no poder gastarlo para mejorar los servicios a la ciudadanía”.

Sobre la tasa de reposición de efectivos locales, Francisco Reyes ha destacado la necesidad de incrementar por encima del 100% esta tasa de renovación, y ha recordado que la Administración Local ha perdido desde 2011 más de 95.000 efectivos en sus plantillas.

Asimismo, ha reclamado mayor participación de los Gobiernos Supramunicipales en el diseño de la aplicación de los marcos financieros de los Fondos Estructurales y de inversión europeos en el periodo 2021-2028 porque “tenemos mucho que decir porque es en nuestros territorios donde se aplican esos Fondos”. En este sentido, Reyes subrayó la relevancia que el trabajo de las Diputaciones tiene en la lucha contra la despoblación del medio rural.

Declaración institucional

La Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la FEMP ha contado con la asistencia de 21 de sus miembros, y se ha celebrado en Castellón por invitación de su Presidente, Javier Moliner. Todos ellos han dado su aprobación a una Declaración Institucional (en las páginas siguientes), propuesta por la Diputación de Pontevedra, en relación con los incendios forestales que han asolado importantes territorios de Galicia, Asturias y Castilla y León en las últimas semanas.

La Declaración reclama “ayuda inmediata por parte de las administraciones competentes a los territorios afectados, con el establecimiento de medidas extraordinarias de recuperación socioeconómica y medioambiental para paliar en la medida de lo posible las consecuencias de los incendios”. Pide, además, “un análisis de la grave situación forestal a la que se enfrenta nuestro país, con la desestacionalizacion del periodo de riesgo de incendios debido al incremento de temperaturas y la situación de sequía que vivimos”. En este sentido, propone “enfrentar la lucha contra los incendios desde una nueva perspectiva integral”, y demanda políticas contra el cambio climático y la despoblación como vía para combatir esta lacra.

La Comisión, además, ha mostrado su apoyo y solidaridad con los afectados por los incendios.