“Las bibliotecas municipales garantizan el derecho básico de acceso a la información veraz y al conocimiento”

Se han entregado los Premios María Moliner a diez Entidades Locales

Madrid, 30 de marzo de 2022.- El Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares, ha afirmado hoy que los Ayuntamientos son un pilar básico en el mundo de las bibliotecas municipales “porque gracias a su actividad se garantiza el derecho de la ciudadanía a una información veraz y al acceso al conocimiento”. Lo ha hecho esta mañana en el acto de entrega de premios de la XXI Campaña de Animación a la lectura María Moliner, celebrado en la sede de la Federación, donde se ha reconocido a los 10 mejores proyectos.

Casares, que recordó que el 93% de las bibliotecas españolas está gestionado por Ayuntamientos, destacó especialmente el trabajo desarrollado por los proyectos premiados y también la colaboración mantenida entre el Ministerio de Cultura y Deporte y la FEMP para “dar acción a la lectura”. El Secretario General de la FEMP ha concluido su intervención recordando las palabras de María Moliner, cuando aseguraba que la educación “es la base del progreso” y consideraba que leer “es un derecho incluso espiritual”.

Víctor Francos, Secretario General de Cultura y Deporte, ha señalado que “la libertad es una librería y claramente también es una biblioteca”, y destacó la función que las bibliotecas  realizan en los municipios no sólo fomentando la lectura, sino también “la convivencia, el intercambio de experiencias y la pedagogía”. A su juicio, las bibliotecas son una de las mejores formas de entender la vida y ha subrayado el papel que realizan “para articular una España que se nos está despoblando”. En este sentido, ha agradecido en nombre del Gobierno de España “el esfuerzo que permanentemente realizan los Ayuntamientos en la promoción de la cultura, la lectura y los libros por el bien de todos”.

María José Gálvez, Directora General del Libro y Fomento de la Lectura, se ha referido a las bibliotecas como “esa última trinchera cultural” y ha destacado el papel de la FEMP y los Ayuntamientos que ponen el pie en el suelo con políticas públicas que buscan “cambiar, transformar, y mejorar la vida de la gente”.

Organizada en colaboración con la FEMP, la Campaña de Animación a la lectura María Moliner reconoce aquellas acciones dirigidas a todos los vecinos, especialmente a colectivos con dificultades para el acceso a la lectura, en cualquiera de las lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma respectiva y realizados por bibliotecas públicas de municipios con menos de 50.000 habitantes.

En la edición de este año, se han presentado proyectos por parte de 538 municipios. De las 370 bibliotecas de los municipios seleccionados, los diez mejores proyectos recibirán un premio de 10.000 euros y el resto, 2.014 euros. En total, el Ministerio de Cultura y Deporte destina 825.288 euros. Esta cuantía se destinará principalmente a la compra de libros y/o publicaciones periódicas para las bibliotecas públicas.

Los proyectos galardonados son los siguientes:

Caudete (Albacete), una biblioteca en(red)dada para ti

La biblioteca Ana María Matute “no dejó de enredar” ni en pandemia con iniciativas como su Club de Lectura y otras online y offline. El objetivo era “llegar a todo tipo de público, a pesar de las circunstancias”, algo posible gracias a los usuarios quienes hacen que “la Biblioteca pueda estar siempre a tu lado y siga siendo una biblioteca En(red)ada para ti”.

Torreperogil (Jaén), libros a la calle

Los libros toman la calle de Torreperogil. Y es que, con Libros a la Calle, la Biblioteca Municipal ha querido mostrarse como “el corazón cultural del pueblo y llevar sus arterias a todo el municipio con cuentacuentos, teatro y otras expresiones culturales para animar a leer”, porque “la Biblioteca es mucho más que la sala de lectura”.

Villanúa (Huesca), la @villalectora

Villanúa tiene menos de 500 habitantes, pero su biblioteca es el punto de encuentro de casi 1.400 personas. Este centro ha ganado el María Moliner por su proyecto Villanúa, la @villalectora, una iniciativa que ha movilizado a todos los vecinos. En esta “Villa Lectora” se pueden encontrar iniciativas como su concurso de Booktubers para “aprender, compartir, crear y entretenernos”.

Santa Cruz de Bezana (Cantabria), poesía y ecología en la biblioteca

“La poesía favorece el desarrollo del lenguaje y las habilidades de comunicación”, explicaron al conocer su premio en la Biblioteca de Bezana. Gracias a la poesía esta biblioteca, ha llevado a todo el municipio un mensaje de sostenibilidad, haciendo que la localidad haga suyo el lema “reimagina, recrea y restaura”. Además, impulsa iniciativas como la “Cita a Ciegas con la lectura” o el concurso “Dibuja tu libro".

Tortosa (Tarragona), biblioteca confin(T)ada

La de Tortosa es una biblioteca “a la carta”. Con su iniciativa, Biblioteca confin(T)ada, endulzó momentos amargos llevando “diferentes platos de lectura” a los usuarios para que “degustaran” la oferta bibliográfica de la Biblioteca Municipal Marcelino Domingo. Esta suculenta propuesta ha sido reconocida con uno de los diez Premios María Moliner de 10.000 euros.

Vall d’Uixo (Castellón), biblioteca Social y Participación Ciudadana

En Vall d’Uixo los tiempos de pandemia se transformaron en tiempos de innovación. Y es que la Biblioteca Municipal María Dolores García Sánchez puso en marcha “un laboratorio ciudadano que ha propiciado que la ciudadanía haya podido intervenir de forma activa en las actividades de la biblioteca”. De este modo, la ciudadanía tomó la palabra para marcar la agenda de actividades de la biblioteca para construir este servicio municipal

Tabernas (Almería), contigo Siempre

La Biblioteca de Tabernas está presente en casi cualquier aspecto de la vida municipal ‘armada’ con la lectura. Durante los meses pasado impulsó los cuentacuentos por la igualdad o exposiciones para dar a conocer autoras relevantes de Tabernas y la provincia de Almería.

Piornal (Cáceres), “A Ras du Cielu”

La Biblioteca de Piornal está “A Ras du Cielu” sin despegarse de sus calles. Este servicio se ha alzado con el María Moliner con “su compromiso con la cultura extremeña” y sus iniciativas de altura, como las sábanas literarias, que se cuelgan de los balcones de las casas para 'airear' la literatura.

Chapinería (Madrid), fórmula: (I+I) x (C+C)=B

La biblioteca de Chapinería ha encontrado la fórmula: (I+I) x (C+C)=B: (información+innovación) x (colaboración+creación) =BIBLIOTECA. Esta es la receta de sus responsables para llevar desde 2003 siendo seleccionados en los María Moliner y para dinamizar la lectura en su pueblo. Para hacerlo impulsan proyectos como #BiblioRadio, sus particulares Cuentos de Una Noche de Verano o el taller de Bibliochefs.

O Grove (Pontevedra), la biblioteca como punto de apoyo para la comunidad

La Biblioteca de O Grove puso en práctica en tiempos de pandemia la “cercanía con seguridad”. Así, este servicio ha apostado por la digitalización y por potenciar iniciativas para acercarse a los más jóvenes. En su catálogo de servicios se puede encontrar el préstamo de e-reader y otros equipos, una colección de cómics y diversas exposiciones y presentaciones