La transformación de los Juzgados de Paz en Oficinas de Justicia, una oportunidad excepcional para los municipios

Casares interviene en el I Foro de Transformación Digital de la Administración de Justicia

Madrid, 21 de abril de 2022.- El Secretario General de la FEMP, Carlos Daniel Casares, ha asegurado hoy que “la evolución que tienen que vivir los actuales Juzgados de Paz hacia las Oficinas de Justicia en los municipios supone una oportunidad excepcional para apostar por la modernización de la justicia en los Ayuntamientos, que deben ser agentes activos y cooperadores en el actual proceso de transición digital”.

Así lo ha manifestado en el transcurso de su intervención en el I Foro de Transformación Digital de la Administración de Justicia, que han organizado Ministerio de Justicia y la CEOE, con la colaboración del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y que tiene entre sus objetivos acercar “la cocreación de valor” entre las Administraciones, la ciudadanía y el sector privado, así como potenciar el papel de la Justicia en la transformación digital española.

En el grupo de trabajo “Transformación digital, justicia, sostenibilidad y el mundo local”, Carlos Daniel Casares ha afirmado que la implantación de las tecnologías digitales es clave en el ámbito local, especialmente en los pequeños municipios, pues, según recordó, la justicia más próxima y tradicional son los juzgados de paz, que han asistido a una progresiva desaparición de sus competencias, y que ahora, en un sistema de justicia más profesionalizado y con más cualificación técnica, deben ser modernizados. “Esta transformación no debe suponer en absoluto la eliminación de la justicia en el ámbito local, sino todo lo contrario. El Estado no puede desaparecer del territorio ni tampoco puede replegarse a órganos concentrados que alejen a la ciudadanía de las estructuras fundamentales”, ha dicho.

Casares ha apuntado que las nuevas oficinas judiciales “van a ser instrumentos útiles para acercar la justicia a la ciudadanía y también para que la justicia pueda acercarse a esa realidad territorial que son los municipios de menor población, pero a través de los cuales se articula nuestro Estado y se refuerza también la cohesión social y territorial en un mapa administrativo tan complejo como es el de un país tan descentralizado como como el nuestro”.

El Secretario General de la FEMP también ha destacado que la profesionalización de la justicia en los municipios debe atender especialmente asuntos que de forma habitual no se gestionan con normalidad, como la violencia de género “porque efectivamente persiste en el medio rural una especie de violencia vergonzante que encuentra muchas veces obstáculos culturales y sociales para luchar contra estos hechos”.

Casares, que recordó que el 87% de los Ayuntamientos de España comprenden el mundo rural, ha concluido su intervención asegurando que el proyecto de modernización de la justicia va a contribuir a “apostar de verdad para que la España despoblada pueda tener más oportunidades y para que la gente que vive en la España despoblada pueda recibir mejores servicios, y todo haciéndolo, básicamente también desde un planteamiento de gobernanza”.

Por su parte, el Secretario de Estado de Justicia, Tontxu Rodríguez, ha señalado que una de las iniciativas más trascendentales que promueve la Ley de Eficiencia Organizativa del Servicio Público de Justicia “será avanzar en la cohesión territorial de nuestro país a través de las oficinas del municipio que suponen una adaptación de los juzgados de paz y posibilitarán aproximar al servicio público de Justicia a través de los 7.600 puntos de acceso a los municipios donde no hay juzgados. Esa aproximación consistirá en que la ciudadanía de cualquier lugar de España podrá relacionarse con la administración de Justicia sin desplazarse grandes distancias, como lo viene haciendo hasta ahora y ellos será realidad gracias al proceso de transformación digital”.