La reactivación del sector turístico

Propuestas, entrevistas y guías para la desescalada y la reconstrucción

“Habrá temporada turística este verano. Los bares, restauranteshoteleszonas de veraneo, etc., que vayan preparándose y preparando todo, y los ciudadanos que empiecen a planear sus vacaciones a partir de finales de junioEn julio se reanuda la entrada de turismo internacional en condiciones de seguridad”. 

 

Declaración del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el sábado 23 de mayo. La maquinaria se pone en marcha en el ámbito de los procesos de desescalada y reconstrucción, y una vez que “la gran ola de la pandemia ha sido superada”. Todo, subrayó Sánchez, teniendo muy presente que “el virus no ha desaparecido y que, por tanto, es imprescindible, vital no relajarnos, actuar con extremada prudencia y responsabilidad”. 
 

El turismo es uno de los sectores más dañados por la crisis. Esta industria supone el 12,3% del PIB español y genera más de tres millones de empleos. Dada la gravedad de la situación creada tras la pandemia, la FEMP y el Gobierno, tras la reunión mantenida con la Ministra Reyes Maroto, han constituido un grupo estable de trabajo para la recuperación de la actividad turístico, que ya ha tenido sus primeros resultados en la elaboración de protocolos y guías de seguridad para el sector. Por otra parte, la Comisión de Turismo de la FEMP, con cuyos Presidente y Vicepresidente hemos hablado, ha preparado un amplio catálogo de medidas para abordar tanto la desescalada como la posterior recuperación del sector turístico. 
 

El Presidente de la FEMP, Abel Caballero, destacó, tras la entrevista con la Ministra de Industria, Turismo y Comercio, que la seguridad frente al contagio es “la clave para que funcione bien el turismo”. El Gobiernocon la participación de la Federación, ha elaborado protocolos de actuación en los sectores del turismo, el comercio y la hostelería para garantizar que la desescalada se produzca con las máximas condiciones de seguridad. Protocolos que se han compartido con países europeos, lo que, a juicio de Caballero“puede tener un gran efecto sobre el prestigio y la seguridad de España, sobre la imagen de marca y la reputación, muy importante en el mundo del turismo”. 
 

El Presidente de la FEMP, junto con varios Alcaldes y Alcaldesas, calificó el encuentro con los responsables ministeriales como “muy esperanzador porque en él se establecieron varias certezas”, entre otras, la prórroga de los ERTES en el ámbito del turismo y del comercio –“sin descartar que puedan ampliarse para el mundo hotelero y hostelero hasta que se recupere la actividad”, y el buen funcionamiento y demanda de la línea de créditos ICO, para la que todavía quedan recursos. 

 

 

La Comisión de Turismo de La FEMP, reunida telemáticamente el pasado 30 de abril, elaboró un amplio catálogo de medidas y propuestas para abordar tanto la desescalada como la posterior recuperación del sector turístico. Fue la primera Comisión en activarse porque, según señaló el Secretario General de la Federación, Carlos Daniel Casares, el “turismo es uno de los sectores más dañados y hay que plantear medidas y propuestas para su desescalada y reconstrucción”. Para los miembros de la Comisión, en la actual situación de pandemia, el sector turístico “ha sido y es, sin duda, el sector económico más golpeado”, con especial repercusión en la hostelería y el transporte, y su recuperación “va a ser compleja” en el tiempo por múltiples factores, que afectan tanto a la oferta como a la demanda, especialmente la internacional. “Los destinos turísticos son fundamentalmente pueblos y ciudades, y desde la Administración Local confiamos en una recuperación de un sector clave para los municipios turísticos de playa, tanto insulares como peninsulares, las grandes ciudades, los destinos culturales y gastronómicos, los espacios naturales, y los pequeños municipios de turismo rural”, apuntan. 
 

Entre las principales actuaciones planteadas por esta comisión de trabajo de la FEMP destaca un gran Pacto Nacional del Turismo y la potenciación del turismo nacional, mediante campañas de comunicación y promoción específicas que se dirijan a los mercados de proximidad, mientras el turismo procedente del exterior vaya recuperando la confianza. 
 

En el marco de este Pacto, la Comisión de la FEMP considera que se tiene que establecer un plan de choque para salvar las empresas turísticas, así como un sistema para la protección del Turismo Nacional en materia laboral, económica, social y medioambiental basado en la sostenibilidad, y que promueva todas las acciones necesarias para la recuperación de la actividad, la pervivencia de las empresas, y el mantenimiento del empleo. 
 

Otro de los puntos de interés es el relativo a la seguridad, en especial la seguridad higiénico-sanitaria en viajes, destinos y alojamientos, un factor clave que quedará garantizado tan pronto se establezcan planes de seguridad y protocolos para aplicar en las diferentes tipologías de destino. Para la Comisión de Turismo de la FEMP, las Administraciones Locales deben participar de forma activa y para ello reclama “contar con una adecuada financiación”.  

(Consultar todas las Propuestas y Medidas Extraordinarias de la Comisión de Turismo de la FEMP) 

 

 

 

Alfonso Rodríguez Badal, Alcalde de Calvià y Presidente de la Comisión de Turismo de la FEMP  

 

 

 “Los protocolos son fundamentales para mostrarnos como destinos seguros que saben proteger a los turistas”  

 -FEMP y Gobierno han creado un grupo estable de trabajo para la desescalada y reconstrucción en turismo y comercio. ¿Qué papel debe desempeñar la FEMP?  

-No cabe duda de que la FEMP es, y ha de seguir siendo, un interlocutor clave para buscar las salidas más adecuadas a esta crisis que estamos viviendo. Los destinos turísticos existen y existen en municipios, y, por lo tanto, su propia gestión y gobernanza son clave para encontrar y adecuar las soluciones para la salida necesaria.   

 

 - ¿Las Entidades Locales qué pueden o deben hacer?  

 -Tenemos mucho que hacer para proteger esta industria. Proteger el tejido económico, desde el alojamiento hasta toda la oferta asociada: ocio, comercio, restauración, ... Ayudar a mantener el tejido económico y el empleo. Lanzar ayudas y bonificaciones desde la fiscalidad propia municipal, un desahogo para pequeños empresarios y autónomos. Pero, para ello, necesitamos disponer de nuestros ahorros, los remanentes que tenemos tras varios años consecutivos de acumular superávits. No creo que haya un momento más indicado que éste para contar con ellos.

   

- ¿Qué medidas urgentes habría que adoptar para abordar la recuperación del sector?   

-Creo que pasa, necesariamente, por ese Plan de recuperación de la industria turística que ya se está poniendo en marcha. Un plan que debe tener un apartado económico de defensa y ayudas importantes para el sector, para que no se destruya la estructura productiva y no se pierda empleo, para que se mantengan los ERTE mientras no se consiga la reactivación de la industria turística. En segundo lugar, los protocolos de seguridad son fundamentales: mostrarnos como destinos seguros, que saben proteger a turistas, residentes, y, por supuesto, a trabajadores y trabajadoras del sector turístico. En tercer lugar, la conectividad: hemos de recuperarla, apostar por ella, conseguir que no caiga y pueda mostrarse también competitiva en el conjunto del coste del paquete turístico. Y, por último, los proyectos y programas de promoción. Es imprescindible hablar de España como un conjunto de destinos variados, ofrecidos desde el prisma de la seguridad sanitaria y la calidad de destino.  

 

 

 

Antonio Pérez, Alcalde de Benidorm y Vicepresidente de la Comisión de Turismo de la FEMP  

 

 

“Nuestro objetivo es garantizar la seguridad preservando la imagen de marca y aplicando protocolos”  

 

- ¿Qué papel debe jugar la FEMP en la situación del sector turístico 

 

-Tenemos un grupo de trabajo con el Ministerio al que trasladamos nuestras opiniones y propuestas para la recuperación de la actividad en los campos del Turismo y del comercio; estamos en la primera línea de la lucha contra la pandemia con proactividad, atendiendo a la ciudadanía y a sus servicios básicos y proponiendo iniciativas y soluciones. Se ha hablado de Plan nacional de potenciación del turismo y del comercio, basado en la seguridad y la calidad, aunque la clave está en disponer de una vacuna y tratamiento eficaz. Nuestro objetivo ahora es dar garantías de seguridad en el tránsito de las fases preservando la imagen de marca y aplicando protocolos. Los Ayuntamientos somos los que más cerca estamos de los vecinos.  

 

- ¿Las Entidades Locales qué pueden o deben hacer?  

 

-Pues al final, y como siempre, somos la primera línea y estamos trabajando desde el minuto uno. Preservar la salud de nuestros vecinos fue la idea paraguas inicial. Y como tras la crisis sanitaria iba a llegar la económica y social, pues de inmediato iniciamos el apoyo económico a nuestra población y al tejido económico local. Y ahora planificar mucho el futuro, el cómo debe ser esta etapa post COVID-19 que nos espera retomando nuestra tradicional actividad de persona a persona en que se basa nuestra vida y el Turismo.  

 

- ¿Cuáles son las prioridades?  

 

-Nuestra prioridad, insisto una vez más, son los vecinos. La seguridad de los vecinos y de las actividades que podamos emprender en función de los calendarios. Así, asegurar la apertura y el acceso a las playas en las mejores condiciones, la llegada de turistas y el reemprender la vida económica y social en todos los ámbitos. En cuanto a medidas, aplicar iniciativas y los protocolos que llevamos trabajando y elaborando desde la Alianza de Municipios Turísticos y desde las asociaciones del sector. Tener los pies sobre la realidad del terreno y ver la necesidad de prorrogar los ERTE y aplicar fórmulas que nos permitan mantener la potencia de nuestra industria turística y no tener que reconstruirla porque ha colapsado.  

 

 

 

GUÍAS HIGIÉNICO-SANITARIAS PARA LOS SUBSECTORES TURÍSTICOS 

 

La Secretaría de Estado de Turismo, en coordinación con el Ministerio de Sanidad y la participación de la FEMP, ha elaborado una serie de guías con recomendaciones para la reducción del contagio por el coronavirus. Las guías contienen especificaciones de servicio, limpieza y desinfección, mantenimiento y gestión del riesgo para los diferentes subsectores del sector turístico, así como directrices y recomendaciones generales para un regreso seguro a la actividad. 

En concreto, se han elaborado las “Medidas para la reducción de riesgos higiénico-sanitarios frente al COVID-19” para hoteles y apartamentos turísticos, alojamientos rurales, balnearios, campings, restaurantes o agencias de viajes. Estas guías completan las medidas dispuestas por las órdenes del Ministerio de Sanidad, y, en todo caso, se supeditan a ellas. 

 

¿QUÉ NOS VAMOS A ENCONTRAR EN LAS MÁS DE 3.000 PLAYAS QUE HAY EN ESPAÑA? 

El ministerio de Sanidad ha elaborado una Guía con Recomendaciones generales sobre la vuelta de la actividad a las playas. Estas son las más destacadas: 

 

-Los Ayuntamientos podrán establecer limitaciones tanto de acceso, que en todo caso será gratuito, como de aforo en las playas, como de aforo en las playas a fin de asegurar que se respeta la distancia interpersonal de, al menos, dos metros entre bañistas. Podrán también establecer límites en los tiempos de permanencia en las mismas.

-Carteles y señales informando de las nuevas medidas y pautas a seguir. Se recordará a los usuarios mediante cartelería visible u otros medios las normas de higiene y prevención a observar. 

-Delimitar la distancia de seguridad que habrá que mantener con otras personas, tanto en el agua como en la arena.  

-A efectos de calcular el aforo máximo permitido por cada playa, se considerará que la superficie de playa a ocupar por cada bañista será de aproximadamente cuatro metros cuadrados. Para dicho cálculo se descontará de la superficie útil de la playa, como mínimo, una franja de seis metros a contar desde la orilla en pleamar. 

-La ubicación de los objetos personales, toallas, tumbonas y elementos similares se llevará a cabo de modo que se garantice un perímetro de seguridad de dos metros con respecto a otros usuarios. 

-Accesos: se procurará que haya unos puntos para entrar y otros diferentes para salir.  

-Limitación de capacidad máxima: se calculará dividiendo la superficie de la playa entre la distancia de seguridad que establezcan las autoridades.  

-Se pondrán también límites en los tiempos de permanencia en las playas, así como en el acceso a los aparcamientos en aras a facilitar el control del aforo de las playas. 

-Sombrillas o hitos en la arena señalizando los caminos hacia la zona de baño. 

-Zona de hamacas y sombrillas delimitada a través de balizas, cintas, indicaciones u otro sistema. 

-Distribución de hamacas y sombrillas asegurando la distancia de seguridad entre los usuarios.  

-El material de las hamacas que entra en contacto con el usuario debe poder desinfectarse o desecharse tras su uso y al inicio de la jornada. 

-Los usuarios de hamacas deben utilizar su propia toalla.  

-El personal que trabaja en la playa deberá estar equipado con mascarillas y guantes. 

-Refuerzo especial de la limpieza y desinfección de las duchas, lavapiés, baños y vestuarios, instalaciones deportivas y áreas infantiles. 

-Cada Ayuntamiento evaluará si se abren los aseos. Estas instalaciones deberán tener agua y jabón para el lavado de manos, papel de secado o secador de manos y papelera de accionamiento no manual con bolsa interior. No se deben utilizar baños químicos.  

-Aumentar las frecuencias de limpieza en los arenales. 

-Motos acuáticas, hidropedales y de cualesquiera otros elementos deportivos o de recreo deberán ser limpiados y desinfectados antes de cada uso 

-Las actividades de hostelería y restauración que se realicen en las playas, incluidas las descubiertas, se regirán por lo establecido para el régimen de hostelería y restauración.