La FEMP, satisfecha con el impulso del Ejecutivo a los Ayuntamientos en la lucha contra la violencia de género

Reunión entre la Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el Presidente de la FEMP, Abel Caballero.

Caballero ha destacado la "nueva senda" que supone la recuperación de competencias municipales mediante la derogación parcial de la RSAL

Madrid, 1 de agosto de 2018.- El Presidente de la FEMP, Abel Caballero ha manifestado esta mañana su reconocimiento al impulso dado por el nuevo Ejecutivo a los Gobiernos Locales en la lucha contra la violencia de género, un impulso que, según ha explicado, se pone de manifiesto en el compromiso del Gobierno de derogar este próximo viernes y mediante decreto ley, una parte de la LRSAL para permitir a los Consistorios la recuperación de las competencias perdidas en este ámbito.

Tras la reunión mantenida en la mañana de hoy con la Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el Presidente se ha referido a esta cuestión como algo “importantísimo” porque, “el Gobierno nos va a devolver las competencias en la lucha contra la violencia de género, en la prevención y en la atención a las víctimas. Por primera vez en los últimos cinco años vamos a recuperar competencias en un área tan importante como ésta y a actuar directamente en favor de las mujeres maltratadas y sus familias”, ha explicado.

A juicio de Caballero, esta derogación de parte de la LRSAL marca una nueva senda, que es la derogación de todos los artículos de esta normativa que afectan a las competencias de los Ayuntamientos.

Para el Presidente, también es fundamental el nuevo enfoque que se ha dado a la lucha contra la violencia de género, que sitúa a los Servicios Sociales de Ayuntamientos “en primera línea de atención a las víctimas y a sus hijos”.

Otra de las cuestiones destacadas por Abel Caballero tras la reunión ha sido el anuncio de la asignación directa a los Gobiernos Locales de los fondos previsto para estas actuaciones. Dichos fondos, “no llegarán a los Ayuntamientos a través de las Comunidades Autónomas”. A juicio de Caballero, se trata de una clara defensa de la autonomía local por parte del Ejecutivo, ya que “avala nuestra autonomía y la refuerza, seremos los receptores directos de las cantidades que el Gobierno dedique a violencia de género a través de los Ayuntamientos. No necesitamos intermediación, no hay tutelas”, ha subrayado.

Ha destacado, además, que los 20 millones previstos para este año se verán duplicados en 2019, con una asignación que llegará a 40 millones de euros, una “cifra significativa”, que se repartirá entre los Consistorios. Sobre los criterios de reparto, ha subrayado que “si llega a los Ayuntamientos, es bueno para los Ayuntamientos y para todo el país”, y ha avanzado que en próximos ejercicios, y en el seno de la FEMP, se estudiarán nuevas posibilidades. “Creo que estamos en el camino correcto”, ha concluido.