La FEMP pide una Ley de Cambio Climático con claro protagonismo local

Juan Espadas, en el centro, durante su comparecencia en el Congreso

Juan Espadas pide en Congreso Diputados financiación local con fondos finalistas para que ciudades tomen medidas efectivas de reducción de emisiones

Madrid, 27 de septiembre 2017.- El Alcalde de Sevilla, Juan Espadas, apuesta por una Ley de Cambio Climático que permita a los municipios avanzar más rápido en los compromisos de sostenibilidad y aplicar medidas efectivas de reducción de gases de efecto invernadero. En su intervención ha recalcado la necesidad de que la Administración Local disponga de una financiación específica, con carácter finalista, para tal fin.

Espadas, que preside la Red Española de Ciudades por el Clima de la FEMP, ha intervenido este miércoles en el Congreso de los Diputados, en la Comisión para el Estudio del Cambio Climático, para informar sobre medidas de futuro a afrontar en este campo en las ciudades y su marco legislativo.

En su discurso ante los diputados, el Alcalde de Sevilla ha puesto el acento en varias cuestiones, la primera de ellas que la Administración Local debe tomar conciencia de que su intervención es fundamental para lograr los objetivos adquiridos con el Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía, suscrito en París, en la Agenda 2030 y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

Para ello, según Espadas, es necesaria una Ley de Cambio Climático, que marque directrices y que permita a los Ayuntamientos dotarse de instrumentos para planificar las ciudades, “poniendo el acento en sectores y políticas que puedan conseguir una mayor reducción de gases de efecto invernadero.

Al respecto, señaló como una prioridad la eficiencia energética, “una inversión claramente rentable y donde las ciudades tienen un importante margen de mejora”; también el transporte, con la “apuesta decidida” de reducir la dependencia del vehículo privado; la edificación, un sector con “posibilidades enormes de reducción de emisiones”; o la fiscalidad, sobre la que pidió “incentivos para cambiar pautas de comportamiento”.

Juan Espadas apuntó además que la Administración Local quiere y está en condiciones de liderar la lucha contra el cambio climático, pero “necesita ayuda”. “No se pueden asumir objetivos ambiciosos a nivel de Estado si luego se ponen restricciones en las inversiones”, afirmó refiriéndose a las limitaciones que sufren las Entidades Locales en materia de techo de gasto o la imposibilidad de reinvertir su superávit. Del mismo modo –explicó- que hay fondos europeos a los que la Administración Local no puede acceder por las trabas y complejidades técnicas que conllevan su tramitación.

En esta línea, y en relación con la financiación local, finalizó señalando que una parte de esa financiación debería destinarse, con carácter finalista, a la ejecución de medidas y actuaciones en las ciudades dirigidas a mitigar el cambio climático.