Elecciones 2019: hacia unas urnas accesibles

Esta primavera electoral más de 100.000 personas con discapacidad recuperarán su derecho al voto.

Madrid, 13 de marzo de 2019.- La reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General pone sobre la mesa la necesidad de fomentar la accesibilidad cognitiva de los procesos electorales en España para garantizar unas votaciones libres y en las que todo voto cuente. Lograrlo requerirá enfrentar desafíos como:
 
Lectura fácil:
 
Una de las demandas más frecuentes es hacer la Información electoral clara y sencilla. Ante ello, muchas asociaciones llaman a aplicar la lectura fácil, un método que busca hacer más comprensible la información emitida por autoridades oficiales, partidos políticos y medios de comunicación en todas las fases del proceso electoral. Imágenes, el uso estratégico de la negrita o la definición de conceptos clave son algunas herramientas para facilitar la lectura.
 
Actualización de los censos:
 
La Oficina del Censo Electoral deberá incorporar a las personas que fueron privadas por resoluciones judiciales de naturaleza civil de su derecho al voto. Además, los nuevos votantes podrán decidir si sus datos son incluidos en el censo electoral que la Oficina entrega a las candidaturas políticas para el envío de propaganda electoral; las solicitudes de no inclusión podrán presentarse en Ayuntamientos, Consulados y Delegaciones Provinciales del Censo.
 
Mesas accesibles:
 
Los nuevos votantes también pueden ser convocados y formar parte de una mesa electoral, salvo que, como recoge la ley, deseen ser relevados de esta función por su discapacidad. Este escenario dota de especial intensidad al desafío de hacer de hacer del manual sobre la función de las mesas un documento accesible y de dotar a quienes velan por el adecuado transcurso del proceso electoral de las técnicas básicas para facilitar la participación de las personas con discapacidad.
 
Respeto al espacio personal:
 
Diversas asociaciones han denunciado tratos vejatorios o invasivos a personas con discapacidad como Insultos, gritos para que “comprendan mejor lo que se les dice” y jalones para conducir a estar personas a las urnas. Ante esto, la llegada de 100.000 nuevos votantes requerirá reforzar la vigilancia ante los posibles abusos o malas praxis que entorpezcan, impidan o influencien el ejercicio del voto.
 
Garantizar la independencia:
 
Diversas guías para fomentar la accesibilidad en las elecciones recuerdan que potenciar la accesibilidad, busca respetar y hacer real la independencia de todos los votantes. Por ello, se recomienda preguntar a las personas con discapacidad si necesitan ayuda y no dar por hecho que la necesitan. En su ‘Guía sobre Accesibilidad y Procesos Electorales’, el Ministerio del Interior recuerda que con la información adecuada y en un entorno accesible las personas con discapacidad son autosuficientes.
 
Entornos universales:
 
Señalización clara, asistencia si es requerida, lectura fácil, respeto a los derechos de los votantes. Estos componentes, aunados a otros desafíos como la accesibilidad técnica y física, superando obstáculos como los arquitectónicos, son esenciales para generar procesos electorales realmente accesibles en los que toda la ciudadanía pueda ejercer su derecho al voto de forma digna y libre.
 
Clases prácticas de democracia
 
Ante el desafío de hacer accesible las próximas elecciones, organizaciones como Plena Inclusión han puesto en marcha auténticas clases prácticas de democracia. El pasado mes de febrero la asociación Plena Inclusión recreó el escenario de un colegio electoral con urnas, cabinas y papeletas electorales de los tres comicios que se celebran en mayo: elecciones municipales, autonómicas y europeas. Del mismo modo, en esta experiencia se contó con la apropiada señalización para que estos votantes noveles pudieran conocer cómo ejercer el derecho al voto y analizar las dificultades que podrían encontrarse el día en el que deban expresarse en las urnas.
 
ENTREVISTAS
 
Ángel Mariscal: “La accesibilidad cognitiva es beneficiosa para todo el electorado”
 
Ángel Mariscal es el Presidente de la Comisión de Movilidad y Accesibilidad de la FEMP. Al hablar de accesibilidad, ¿cree que se pone el énfasis necesario en la accesibilidad cognitiva?
 
Los conceptos de accesibilidad cognitiva y universal son algo más recientes y amplios que el tradicional que se circunscribía a las discapacidades físicas y sensoriales y, desgraciadamente, todavía queda mucho por hacer. Desde las Entidades Locales, como el Ayuntamiento de Cuenca, intentamos avanzar con proyectos como el Plan Integral de Accesibilidad que acabamos de adjudicar. Su objetivo es garantizar que las personas con discapacidad, con movilidad reducida o necesidades especiales puedan tener acceso al entorno, transporte, instalaciones, servicios públicos y a las comunicaciones, identificando y eliminando todos los obstáculos. También nos servirá para priorizar y decidir dónde invertir para tener la mayor eficiencia social.
 
En las próximas elecciones municipales 100.000 personas recuperan su derecho al voto. ¿Qué retos supone este nuevo escenario para los Ayuntamientos municipales?
 
No es solo cosa de los ayuntamientos, todos debemos implicarnos en garantizar la accesibilidad universal y participación de toda la población. El Poder Legislativo y el Gobierno de España deben legislar y garantizar que la información y el calendario electoral sea accesible para que las personas tengan igualdad de oportunidades, incluidas aquellas que por razones de edad, discapacidad o características funcionales tengan algún tipo de limitación. En este sentido creo que los partidos políticos tienen que hacer programas electorales que sean accesibles para favorecer su comprensión. Y las entidades locales colaboraremos en todo ello, así como en la logística de los colegios electorales.
 
En un escenario como este, ¿cree que se tiene en cuenta la accesibilidad cognitiva y el derecho de estos votantes a estar informados?
 
Se debería utilizar un lenguaje comprensible en plataformas webs, publicaciones, cartelería y señalética, beneficioso para toda la población y no solo para los que tengan algún tipo de discapacidad intelectual o cognitiva.
 
¿Qué deben y pueden hacer los Ayuntamientos españoles para garantizar unas elecciones municipales cognitivamente accesibles y para garantizar los derechos de estos nuevos votantes?
 
Los Ayuntamientos tenemos que colaborar con las iniciativas que ponga en marcha el Ministerio del Interior y los partidos políticos, ayudando en las campañas de difusión, informando a toda la población de los derechos que asisten a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, adaptando e informando en nuestras Webs municipales, redes sociales y notas de prensa; y formando al personal del Ayuntamiento que participa en la infraestructura y logística electoral.
 
Rosario Andújar: “No hay que tener en cuenta la accesibilidad cognitiva, hay que garantizarla”
 
Rosario Andújar es Vicepresidenta de la Comisión de Movilidad y Accesibilidad de la FEMP. Al hablar de accesibilidad, ¿cree que se pone el énfasis necesario en la accesibilidad cognitiva?
 
Sin duda se ha dado un exponencial avance en la mejora de la accesibilidad de todas las personas con diversidad funcional, si bien es cierto que aún nos queda un largo camino por recorrer.
 
En las próximas elecciones municipales 100.000 personas recuperan su derecho al voto. ¿Qué retos supone este nuevo escenario para los Ayuntamientos?
 
Era una reforma muy necesaria para que las personas con discapacidad intelectual, deterioro cognitivo o enfermedad mental puedan ejercer su derecho al voto con garantías y en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía. El único reto para nuestro municipio es que se cumpla la normativa.
 
En un escenario como este, ¿cree que se tiene en cuenta la accesibilidad cognitiva y el derecho de estos votantes a estar informados?
 
No es que debamos tenerlo en cuenta, se debe garantizar. Hay ya antecedentes previos de aplicación de medidas de accesibilidad, que habrá que intensificar. Si el objetivo de cualquier partido político que opta a unas elecciones es la captación de votos, es fundamental facilitar la accesibilidad a los programas electorales mediante herramientas como vídeos, folletos de “lectura fácil” etc.
 
Qué deben y pueden hacer los Ayuntamientos españoles para garantizar unas elecciones municipales cognitivamente accesibles y para los derechos de estos nuevos votantes?
 
Hacer y velar porque se cumpla la normativa y solicitar que a nivel estatal se refuercen las directrices para que así sea, con la información y la formación necesaria a los responsables municipales que velan por un adecuado cumplimiento y a los representantes de las mesas electorales y con la aportación del material gráfico necesario para facilitar la labor tales como la edición de Guías electorales.