El Plan Integral de 2017 impulsará la digitalización del comercio minorista

En primer término, el secretario General de la FEMP, Juan Ávila, que participó en la Conferencia

La FEMP, que ha participado en la reunión de la Conferencia Sectorial, tendrá representación en un grupo de trabajo sobre innovación

Madrid, 21 de abril de 2017.- Las nuevas Líneas de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista para 2017 se centrarán en impulsar la digitalización de los establecimientos, tal como acordó hoy la Conferencia Sectorial de Comercio Interior. La secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, ha presentado a las comunidades y a la FEMP el Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista para este ejercicio y se ha acordado la apertura del proceso electoral de las Cámaras de Comercio.

La Conferencia es el órgano de coordinación entre la Administración central y las comunidades autónomas. A la reunión de hoy –la primera que se celebra en esta legislatura- asistieron representantes de todas las comunidades autónomas, así como de la FEMP y el Ministerio de Hacienda. 

El plan de apoyo integra en un solo documento todas las medidas de los diferentes departamentos ministeriales de apoyo al comercio minorista. Cuenta con la participación de 10 ministerios, las comunidades autónomas, los ayuntamientos, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Cámara de Comercio de España, las Cámaras de Comercio, Mercasa, la Escuela de Organización Industrial (EOI) y las principales asociaciones del sector comercial.

Dentro del Plan Integral, las actuaciones que se van a desarrollar entre la Secretaría de Estado de Comercio y la Cámara de Comercio de España contarán en este ejercicio con un presupuesto de 6,4 millones de euros (1,8 millones aportados por la Secretaría de Estado y 4,5 millones de la Cámara, procedentes de fondos Feder comunitarios). 

La secretaria de Estado explicó que el Plan Integral para 2017 tiene como objetivo destacado ayudar a las empresas, especialmente a las pequeñas, a incorporarse plenamente al mundo digital. Se dará prioridad a las acciones que se orienten a la adopción de nuevas tecnologías, innovación y digitalización y a materias como comercio electrónico, marketing digital, presencia en redes sociales, reputación digital, nuevos hábitos de consumo y nuevas oportunidades de negocio.

Marisa Poncela recordó que más de la mitad de la población ha hecho en alguna ocasión compras de comercio electrónico y la progresión es sustantiva, lo que obliga a las empresas a trabajar en una estrategia multicanal, en la que se dé valor a la tienda física y se incorpore plenamente la compra on line. Es preciso, asimismo, impulsar nuevos modelos de gestión empresarial digitalizados.

En este contexto, anunció la creación de un grupo de trabajo de innovación, con la presencia de las comunidades autónomas que quieren incorporarse, de representantes de la FEMP y del sector, que sirva de plataforma para propiciar la generación de soluciones tecnológicas innovadoras.

Igualmente, se impulsará la convocatoria de un concurso de ideas, que proponga soluciones para mejorar la experiencia de compra o que sirvan para modernizar los procesos internos de los comercios. Para ello se recabará la colaboración pública y privada del sector financiero, logístico, tecnológico y comercial.

El Plan Integral recoge, además, una línea de comercio-turismo, en la que este año habrá una nueva convocatoria pública para la modernización de establecimientos en zonas de gran afluencia turística. Es una vía de trabajo con un elevado potencial de crecimiento, teniendo en cuenta que en 2016 visitaron España 75,6 millones de turistas internacionales.