Compromiso de la FEMP con La Hora del Planeta

Ciudades de todo el mundo se han sumado a la convocatoria en sus sucesivas ediciones.

La Federación Española de Municipios y Provincias se sumará el próximo 19 de marzo a La Hora del Planeta, los 60 minutos que van desde las 20:30 a las 21:30 de ese día, en los que, cientos de ciudades, empresas y organizaciones y ciudadanos de todo el mundo, apagarán la luz como muestra de su compromiso contra el cambio climático. Se trata de una iniciativa de WWF a la que la FEMP que invita a todos los Gobiernos Locales.

Son ya casi 10.000 los apuntados este año en nuestro país a la propuesta que, desde WWF, se llevó a cabo por primera vez en 2007. De todos los suscritos, unos 300 –a día de hoy- son ciudades que se han comprometido a apagar la iluminación de sus monumentos y edificios emblemáticos como símbolo de la lucha contra el cambio climático.

Así, entornos tan especiales como los de la Alhambra y el Generalife de Granada, la Sagrada Familia de Barcelona, el Museo Guggenheim de Bilbao o las murallas de Ávila, quedarán a oscuras durante esa hora demostrando con ello el compromiso de sus Consistorios con la eficiencia energética y la sostenibilidad.

Para participar, basta inscribirse en el formulario para este fin que aparece en la web http://www.horadelplaneta.es/ciudades, donde también se indican las formas de participación, que pasan por la ya mencionada de apagar la luz en calles y edificios, difundir la campaña y adoptar medidas destinadas a reducir las emisiones y ganar eficiencia en el uso de la energía.

La Federación, cuya participación se viene produciendo desde hace años, invita a participar a las Entidades Locales que lo deseen. En la web de la Federación (www.femp.es) un banner da acceso directo a la página de WWF para este fin.

La Hora del Planeta, que movió a más de 7.000 ciudades de todo el mundo en las últimas convocatorias, fue impulsada por primera vez en 2007, en Sidney (Australia), como gesto simbólico de la lucha contra el cambio climático. Ahora, casi diez años después, es la mayor campaña de movilización ambiental con la que millones de personas, empresas, instituciones y Administraciones piden implicación frente a la amenaza ambiental.