Abel Caballero pide una reforma de la Constitución para incluir un apartado específico dedicado a los municipios

“Queremos competencias y recursos sobre lo que de facto gestionamos: sanidad, educación, medio ambiente o economía”

Madrid, 6 de noviembre de 2018.- “Si la Constitución se escribiera hoy, tendría un capítulo concreto dedicado a los municipios, con un apartado de competencias diferente, adaptado a las demandas ciudadanas del mundo en el que vivimos”. Así se manifestó esta mañana el Presidente de la FEMP, Abel Caballero, en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Executive Fórum y celebrado en Madrid. A juicio de Caballero, cuando la Constitución se puso en marcha, hace cuarenta años, ni las ciudades ni la política local eran lo que son ahora, “elementos que marcan una nueva dinámica, lugar y objeto de actividad”, donde se producen “todos los eventos que definen la modernidad”. Todo lo que sucede en las sociedades modernas, aseguró, sucede en la ciudad”.

Esa reforma debería contemplar la posibilidad de que los Gobiernos Locales participasen en cuestiones de interés para los ciudadanos como sanidad, educación o cambio climático, que se producen en las propias ciudades. Añadió que las actuales ciudades no son las de 1978 ni los pueblos, que sufren despoblación, son los de entonces, cuestiones, todas ellas, a las que debería atender la realidad constitucional. Por eso, destacó, “demandamos desde el municipalismo la reforma de la Constitución, también para cubrir ese vacío que dejó el texto escrito hacer 40 años”.

Lealtad institucional.

“Los Ayuntamientos somos Estado, y queremos ejercer como Estado”, subrayó Caballero, un Estado que establece su forma de actuación desde el principio de tres Administraciones Públicas, la Central del Estado, la Autonómica y la Local, que se articulan territorialmente según lo establecido en el artículo 137 de la Constitución Española, y en el que las tres gozan de autonomía para gestionar y llevar adelante sus propias políticas. “No somos una estructura piramidal”, aseguró, antes de recordar que es otro artículo constitucional, el 140, el que garantiza de manera específica la autonomía de los municipios.

Por ello y dado que las tres Administraciones tienen su autonomía, es fundamental “tener lealtad con el Estado y en la relación entre las tres Administraciones porque si no, algo no funciona”.

Caballero se refirió a la lealtad institucional como el “pilar fundamental de las relaciones en el Estado, sobre eso pivota todo”, y añadió que “es un juego de tres partes” en el que “el bien superior es el interés de los ciudadanos”.

Buenos gestores

Caballero se refirió también al papel jugado por los Gobiernos Locales durante la pasada crisis,  y recordó que durante ese tiempo fueron la única Administración que ahorró y consiguió un superávit que salvó las cuentas del Reino de España. Y en este sentido criticó la “teoría peregrina de la Airef”, que dice de quienes cumplen que “si tienen superávit será porque les sobra el dinero”.

Caballero subrayó, sin embargo el “nuevo tiempo” y el “cambio de tono” hacia los Ayuntamientos que tiene el actual Gobierno, y anunció que “ya sabemos que vamos a discutir regla de gasto y techo de gasto, que en los Presupuestos aparecerá el uso de superávit, que se ampliará el rango de las inversiones financieramente sostenibles”, aseguró. “Lo saludamos con satisfacción”, y aludió también a las tasas de reposición de efectivos locales y a la futura norma sobre plusvalías municipales.