Abel Caballero pide una reforma constitucional que recoja “con nombres y apellidos” las competencias municipales

Intervención del Presidente Abel Caballero

Reclamó para los Gobiernos Locales el uso del superávit de anteriores ejercicios y pidió “reconocimiento” para la Administración más eficaz

Madrid, 19 de abril de 2017.- El Presidente de la FEMP, Abel Caballero, ha pedido una reforma constitucional que recoja de manera pormenorizada, “con nombres y apellidos, las competencias municipales, una reforma para que aparezca singularizada nuestra capacidad de acción, para que las responsabilidades locales no queden al criterio del Gobierno de turno”. Así lo aseguró esta mañana durante su intervención en el Foro de Debate “La España necesaria”, organizado por el diario El Mundo, en Madrid.

Caballero basó su intervención en los casi 40 años transcurridos desde la aprobación de la Constitución Española hasta hoy; y, aunque reconoció que en su momento fue un gran logro, llamó la atención sobre el hecho de que “despacha a los Ayuntamientos en tres artículos”, recogiendo un desarrollo excesivo para las CCAA y produciendo “una realidad desequilibrada que no se ajusta a la realidad social”.

Caballero insistió en que, a lo largo de esos 40 años, son los municipios la Administración que mejor se ha adaptado a la modernidad y a la evolución social, porque han sido las que se han visto obligadas a responder a las demandas ciudadanas, demandas que afectan a los ámbitos sociales, de empleo, de medio ambiente, de nuevas tecnologías o de participación, y a las que los Ayuntamientos han venido dando respuesta, “hasta que apareció la LRSAL (Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local) en dirección contraria a la gran demanda social”.

Por ello, el Presidente ha insistido en la reforma constitucional y la incorporación del reconocimiento competencial local en “normas del mayor rango posible. Queremos Leyes Orgánicas”, aseguró.

Resumió diciendo que “no tenemos capacidad de acción, pero demandas, tenemos muchas. No hay una sola demanda de las que se consideran clave en el nuevo desarrollo del Siglo XXI que no tenga vínculos con la acción a través de los Ayuntamientos”, aseguró, para reivindicar papel local en ámbitos como la universidad, los servicios sociales o grandes infraestructuras.

Castigo a la eficiencia

También se refirió al superávit local y a la exigencia por parte de los municipios de ser “ellos los que gasten sus ahorros”. El presidente recordó que “en medio de un recorte brutal, los Ayuntamientos aportábamos medio punto de saneamiento al Gobierno de España”, y se refirió también al cumplimiento de objetivos de deuda, ante los que los Gobiernos Locales dieron muestra de “una eficiencia inusitada” en medio de la mayor crisis desde los años 30.

Por ello, lamentó que “se castigue a los eficientes y se premie a los ineficientes, a las Comunidades Autónomas, que no cumplen”.

Despoblación

También llamó la atención sobre la Despoblación que vive nuestro país, ante la que “sólo tenemos una solución: la acción desde los pequeños Ayuntamientos”. No sólo hay que reconocer su trabajo. Hay que decir que son “unos valientes” por los escasos recursos de los que disponen.

A su juicio, “fijar población va a costar recursos y hay que hacerlo porque la desertización humana va a tener un coste incalculable”, concluyó.

NOTA: el video de la intervención está disponible en el siguiente enlace: https://youtu.be/ux3NS_b9FjA