Abel Caballero: “No puede ser que el coste de un impuesto mal diseñado por el legislativo lo tengan que soportar las Haciendas Locales”

Abel caballero durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno

Urge al Ejecutivo a promover una proposición “que acabe con el vacío legal y la inseguridad” en el cálculo de la base imponible del impuesto sobre plusvalías

Madrid, 30 de mayo de 2017.- La FEMP ha urgido al Gobierno de España a que estudie, cuanto antes “cómo se va a resarcir a los Ayuntamientos por la pérdida de ingresos” que sufran cuando las Sentencias de los Tribunales determinen que hay que devolver el cobro del Impuesto sobre plusvalías cuando esas plusvalías no se han producido. “No puede ser que el coste de un impuesto mal diseñado por el legislativo lo tengan que soportar las Haciendas Locales”, ha subrayado el Presidente de la FEMP, Abel Caballero, tras la reunión que la Junta de Gobierno de la Federación ha celebrado en el día de hoy, y en la que se abordado la situación de los Consistorios tras las Sentencias sobre Plusvalías. “Si hay que hacer devolución nos tienen que resarcir al 100%. Es un impuesto aprobado por el legislativo con un sistema fallido de la base imponible”, ha insistido.

Por ello, la Federación ha reclamado al Gobierno que emprenda las iniciativas legislativas necesarias para garantizar que el cálculo del Impuesto sobre el Incremento del valor de los Terrenos, conocido como Impuesto sobre Plusvalías, se ajuste a los contenidos de las Sentencias emitidas al respecto por el Tribunal Constitucional, “y se evite así el vacío legal y la inseguridad jurídica en los Consistorios” que, en estos momentos y a estos efectos, “lo están resolviendo los interventores con su buen criterio”.

Asimismo, y en respuesta a la solicitud del Ministerio de Hacienda, desde la FEMP se ha acordado remitir “mañana mismo” en palabras de Caballero, un documento que recoge la posición de la Federación sobre esa reforma, concretada en dos propuestas: por un lado, reformar el impuesto fijando su base liquidable con criterios y normas objetivas. “Se trata, ha explicado Caballero, de legislar mandatando al Catastro a que elabore in índice anual, de corto plazo, sobre la evolución del valor de los suelos de naturaleza urbana.” El índice recogería el aumento o disminución de ese valor de forma que se muestre la evolución del mercado. “Así tendríamos un índice objetivo, una descripción razonable del mercado”, ha señalado el Presidente, “y eso daría solución a lo que señala en su sentencia el TC”, que no existía en la anterior fórmula de cálculo.  

La otra línea de acción propuesta de la Federación, subjetiva, sería la de una base imponible –para ser gravada-, que fuese el valor de venta menos el valor de compra, “la plusvalía o minusvalía real”, en palabras de Caballero. “Si el valor es más bajo, el impuesto sería cero”, aseguró.

“Ofrecemos nuestra cooperación, pero pedimos que actúe con celeridad”, ha reiterado, porque es una situación de inseguridad jurídica que no puede esperar.