Abel Caballero: "El Gobierno nos impide ejecutar nuestro superávit en políticas sociales y de empleo”

Rueda de prensa de Abel Caballero

“El Gobierno está muy alejado de los ciudadanos” si no comprende que las necesidades de éstos se mueven en esos ámbitos, aseguró el Presidente de la FEMP

Madrid, 27 de junio de 2017.- “El Gobierno está muy metido en los despachos y muy alejado de la ciudadanía” si no se da cuenta de que las políticas sociales y de empleo son las prioritarias a la hora de destinar el superávit de las cuentas locales. Así lo ha asegurado esta mañana el Presidente de la FEMP, Abel Caballero, en respuesta a la aseveración realizada ayer, tras la CNAL, por los Secretarios de Estado de Presupuestos y Gastos y de Hacienda, en relación a la falta de ejecución de una parte del superávit de 2015 por parte de las Entidades Locales. El Presidente ha dado cuenta hoy a los miembros de la Junta de Gobierno y del Consejo Territorial de la FEMP de la Comisión Nacional de Administración Local, CNAL, celebrada ayer en Madrid

“Dicen que no somos capaces de ejecutar el superávit”, que sólo “utilizamos el 25% de los 2.747 millones de euros” que se encontraban disponibles en aquel momento, una cuestión que el Presidente explicó subrayando que “no se nos permitió contratar personal” ni tampoco “dedicarlo a lo que los ciudadanos demandaban”, fundamentalmente políticas sociales, de empleo, educativas, culturales o deportivas. “El Gobierno está muy metido en los despachos y poco atento a la ciudadanía”, subrayó, para recordar que, en pleno período de crisis a los Consistorios no se les permite actuar frente a la pobreza energética o pagar los alquileres o la alimentación de familias desfavorecidas: “El Gobierno está muy alejado de los ciudadanos, y nos impide reinvertir nuestro superávit en políticas sociales y de creación de empleo", concluyó. 

Sobre el techo de gasto, Caballero se mostró igualmente sorprendido por las manifestaciones del Ejecutivo sobre “no esperar grandes revoluciones” en esta materia. A su juicio, la principal revolución que espera  la Federación es que el propio Gobierno “cumpla con el techo de gasto” como ya hacen las Entidades Locales, porque, es el Gobierno quien “lo establece y lo incumple de forma clamorosa”.

Añadió en este sentido que el actual sistema de techo de gasto penaliza el ahorro municipal y resulta ineficiente. La “revolución” que esperan los Gobiernos Locales es, sobre todo, la de la “eficiencia”.

En relación con el Grupo de Trabajo para el Estudio del techo de Gasto, constituido ayer a petición de la FEMP, recordó que se trataba de un compromiso adquirido en la Conferencia de Presidentes Autonómicos, que debería estar formado por representantes de cuatro partes –Gobierno, Comunidades Autónomas, Gobiernos Locales y AIReF-, y constituido en el primer semestre de este año. En la CNAL celebrada ayer fue la FEMP quien recordó que este grupo debía ponerse en marcha antes de finalizar el plazo acordado, según explicó Caballero. El resultado final es un grupo “constituido sobre la marcha”, en el que no están las Comunidades Autónomas y que empezará a trabajar la próxima semana. Hoy mismo, la FEMP remitirá la relación de sus representantes en el mismo.

En materia de plusvalías, Caballero también manifestó su sorpresa porque esta cuestión “no se encontrase prevista en el Orden del Día de la CNAL”, cuando debería haber sido “una cuestión central”. Según explicó, el Ejecutivo estaba esperando el dictamen de la Comisión que estudia la reforma de la Financiación Local, porque la Sentencia del Tribunal Constitucional que cuestiona la constitucionalidad de este tributo se había publicada recientemente.

En este sentido, el Presidente señaló que “la FEMP ya advirtió de este problema en 2013” y que eras preciso haber actuado para evitar la situación de inseguridad jurídica en la que se encuentran los Gobiernos Locales, “tendrían que haber actuado antes, algo tan elemental como adelantarse a los hechos”, dijo Abel Caballero

Sin tutelas

En declaraciones a los medios, el Presidente de la FEMP reiteró su rechazo a las tutelas que el Gobierno impone a la Administración Local, precisamente “la única que cumple objetivos en materia de déficit, deuda y techo de gasto”, hasta el punto que son los resultados de su buena gestión los que “ayudan a cumplir los objetivos y resuelven los problemas del Reino de España” por el incumplimiento de las otras dos Administraciones.

Por ello, “urgimos a que se acaben las tutelas”, más aun cuando “el que tutela incumple y el tutelado es el que cumple”, resumió.